Como aprovechar el momento de la comida de una manera tranquila, pero supervisada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Como aprovechar el momento de la comida de una manera tranquila, pero supervisada.

Los niños de 7 a 12 años son super activos y están en un ritmo de crecimiento constante. Dependiendo de la calidad de los alimentos, los niños en este período pueden tener exceso o falta de nutrientes. Por lo tanto, es fundamental fomentar hábitos de vida saludables y el mejor momento para lograr esto es durante las comidas.

Además de fortalecer el vínculo entre padres e hijos, las comidas familiares son consideradas fundamentales para la difusión de costumbres y hábitos alimenticios saludables, ya que los padres, cuidadores y hermanos mayores son vistos como modelos ejemplares a seguir por los niños. ¡Esta es una excelente oportunidad para presentar e incentivar el consumo de alimentos saludables!

Sin embargo, para que su hijo limpie el plato, coma la ensalada o el grano de frijol, los padres utilizan comportamientos del tipo “recompensa” o “castigo” y en vez de pasar un momento agradable, termina siendo un momento estresante.

El consejo es: ¡relájese! Respete el apetito del niño que puede variar debido a una serie de factores y entienda que la preferencia por el sabor dulce es innata en el ser humano. ¡Pero supervise! Se necesita “aprender” todos los otros sabores y para despertar el interés, ofrezca verduras de colores, formas, texturas y composiciones variadas. Para el postre, siempre ofrezca una fruta diferente. Establezca horarios del comienzo al fin en las comidas, independiente de la cantidad consumida y evite dejar disponibles alimentos ricos en azúcar, grasas y sal, los cuales son los favoritos para la botana. Con algunas reglas, es posible relajarse más y estresarse menos. ¡Disfrute!