CUATRO FORMAS DE QUE TUS HIJOS COMAN VERDURAS

Si tuviéramos que hablar de las dificultades que tienen los padres con la alimentación de sus hijos, ciertamente la dificultad en lograr que los niños coman verduras es una de ellas.

El comportamiento de rechazar alimentos es bastante común en la infancia y alrededor de 25 a 35% de los niños presentan dificultades en su alimentación, y lo que más trabajo les cuesta comer son las verduras.

¿Pero por qué será tan difícil hacer que los niños coman estos alimentos?

En general los niños tienen apetito de acuerdo a su edad, que a su vez exige demandas diferenciadas. En periodos de crecimiento y desarrollo mas acentuados, los niños requieren de una oferta energética y de más nutrientes, particularmente durante el primer año de vida y en el periodo de la preadolescencia. En este inter, el crecimiento del niño es más lento, y a su vez el apetito también disminuye.

Sumado a esto, los niños prefieren alimentos de sabor dulce y calórico, esto porque el sabor dulce es innato al ser humano, no necesita ser aprendido como los demás sabores. A medida que el niño crece, naturalmente va eligiendo la comida que le gusta. Por eso es importante que desde el periodo de introducción alimentícia el niño consuma verduras y estas a su vez formen parte de la alimentación familiar.

El rechazo alimenticio genera a su vez un ambiente más tenso, pues los padres o tutores insisten en el consumo de ciertos alimentos o entran en un tipo de negociación con los niños del tipo de “Si te comes el brócoli te ganas el postre”.

¿Pero entonces, como resolver esta cuestión?

Algunas medidas pueden ser adoptadas por los padres o tutores para estimular al niño a que coma más verduras tales como:

Platos coloridos – Para que el niño se coma los vegetales, elija un plato de color neutral para que el color de los alimentos resalte, por ejemplo: Puede servir un brócoli ¡Con zanahoria y jitomate cherry! lleno de colores que estimule la curiosidad del niño por descubrir los sabores.

Sea el ejemplo – Para que el niño consuma vegetales es importante que estos alimentos formen parte de la alimentación diaria de la familia.

Incluir al niño en la preparación – Involucrar al niño en el proceso de alimentación, ayuda a estimular su deseo de comer. Llévelo a hacer las compras al supermercado con usted y permítale escoger las verduras que mas le gustan y que el quiera comer. Que su hijo explore los colores, déjelo que agarre las verduras y en casa invítelo a participar en la preparación de los alimentos (dejandod esde luego que participe en actividades de acuerdo a su edad). Cuando el niño sienta que participa en el proceso de forma activa, se sentirá mucho más motivado a consumir los alimentos que él mismo preparó.

Estimular la creatividad – Para casos extremos, si el niño no come ninguna verdura, una alternativa es agregar esos alimentos a las recetas y asociarlos con personajes que a los niños les gusta, por ejemplo: Usted puede hacer una tortita de espinaca y berros y decir que es la torta de Hulk ¡Puede también usar cortadores de alimentos con la figura de los personajes favoritos de los niños, al niño le encantará!

Lo más importante es que la familia cree condiciones adecuadas para que el niño aprenda que consumir verduras es parte de la alimentación de toda la familia. Además de eso, tome las cosas con calma los días que se rehúse a comer, al final nosotros tampoco mantenemos el mismo apetito todo los días. En los días en que el niño tenga inapetencia, ofrezca alimentos fortificados que garanticen la ingesta necesaria de vitaminas del día.

En caso de que su hijo presente un comportamiento diferente y dificultad para comer, busque ayuda profesional para que pueda ser evaluado y se tomen las medidas necesarias de acuerdo al caso particular de cada niño o familia y considerar la necesidad de sumplementación, en caso de deficiencia de nutrientes.

Referencias bibliográficas:

Brasil, A. L. D. Recusa alimentar na infância. In: Weffort, V. R. S.; Lamounier, J. A. Nutrição em pediatria: da neonatologia à adolescência. Barueri: Manole, 2017.

Fisberg, M.; Tosatti, A. M.; Abreu, C. L.  A criança que não come – abordagem pediátrico comportamental. 2º. Congresso Internacional Sabará de Especialidades Pediátricas. No. 4, vol,. 1, 2014.