Beneficios de andar en bicicleta para los niños

¡Traiga una modalidad nueva para la vida de su hijo, y aproveche para incluir a toda la familia!

Pedalear y nadar son actividades que debemos aprender desde pequeños. Incluso, es una excelente forma de integrar a padres e hijos, con movimiento físico y diversión. Los ejercicios en una bici estimulan la atención, la concentración, la disciplina y la interacción social.

Quien aprende a pedalear ya en la infancia desarrolla equilibrio, coordinación motora, velocidad, estabilidad y fuerza en las piernas. Quien comanda todas estas actividades es el cerebelo, parta del encéfalo responsable por la coordinación motora y por el equilibrio, que queda en la región de la nuca, justo arriba del cuello.

El acto de pedalear adelgaza y nos saca del sedentarismo, desde que sea practicado como mínimo por 30 minutos, tres veces por semana. El practicante va a percibir sensaciones de alegría y placer porque la actividad aumenta la producción de beta endorfinas, que provocan esos sentimientos. Ni hablar de que la presión arterial y el control glicémico también serán beneficiados.

La felicidad es uno de los mayores objetivos del ser humano. ¿Quién en esta vida pedalea por obligación? La bicicleta es sinónimo de placer, de viento en el rostro, risa y mucha diversión.

marcioatalla.uol.com.br