Diabetes: la enfermedad crónica más común en niños

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes. La fecha fue elegida por la Federación Internacional de Diabetes y la Organización Mundial de la Salud como una forma de crear conciencia sobre la enfermedad y sus problemas relacionados.

¿Qué es la diabetes?

En primer lugar, es necesario comprender qué es la insulina. Esta hormona es producida por nuestro cuerpo y es la responsable de llevar la glucosa de la sangre a las células y generar energía. Cuando falta la insulina o cuando no funciona correctamente, los niveles de azúcar en la sangre aumentan y luego aparece la enfermedad conocida como Diabetes mellitus. Si la Diabetes no se controla puede afectar los ojos, los riñones, los vasos y el corazón.

En los niños, hay dos tipos:

  • Diabetes tipo 1: cuando el cuerpo no puede producir cantidades adecuadas de insulina. Este tipo no se puede evitar, es de origen autoinmune, es decir, el sistema inmunitario ataca las células del páncreas, órgano responsable de la producción de insulina. En este caso, se requiere un control diario de insulina.
  • Diabetes tipo 2: a diferencia de la primera, esta se adquiere, generalmente a través de un estilo de vida inadecuado y una condición llamada resistencia a la insulina.

Tanto la diabetes tipo 1 como la diabetes tipo 2 ocurren en todas las edades, pero la diabetes tipo 1 es más común en niños y adolescentes y la diabetes tipo 2 en adultos.

Se estima que un 40% de la población de América Latina tiene diabetes y no ha sido diagnosticado. Para 2045, los casos de diabetes aumentarán un 62% en la población latinoamericana. En todo el mundo, más de 1 millón de niños y adolescentes entre 0 y 19 años ya tienen diagnóstico Diabetes tipo 1, lo que representa alrededor del 5 al 10% de los casos.

¿Y cómo debe ser la alimentación?

Aunque no se puede evitar la Diabetes tipo 1, una dieta equilibrada es muy importante y, como en la Diabetes tipo 2, se deben incluir alimentos ricos en fibra como frutas y verduras y vitamina D, que también ayuda a controlar la enfermedad. La principal fuente de vitamina D es la exposición al sol, ya que no hay muchos alimentos ricos en esta vitamina. La vitamina D se puede encontrar en alimentos como sardinas, algunos champiñones y alimentos fortificados.

Otro punto importante, en el caso de la diabetes tipo 1, es no dejar a los niños demasiado tiempo sin comer, idealmente deben comer cada 3 horas para mantener los niveles de azúcar en sangre normales, es decir, ni por debajo ni por encima de lo recomendado.

Es importante mencionar que el apoyo familiar, la motivación y el monitoreo adecuado son esenciales para el control de la enfermedad a cualquier edad.

Referencias

1. Cameron, F. J., & Wherrett, D. K. (2015). Care of diabetes in children and adolescents: controversies, changes, and consensus. The Lancet, 385(9982), 2096–2106. doi:10.1016/s0140-6736(15)60971-0 

2. International Diabetes Federation (IDF) – IDF Diabetes Atlas. 8ª edição, 2017. ISBN: 978-2-930229-87-4. Disponível em https://diabetesatlas.org/

3. Ministério da Saúde – Diabetes (Diabetes Mellitus): Sintomas, Causas e Tratamento. Disponível em http://www.blog.saude.gov.br/ug1x7m

4. Sociedade Brasileira de Diabetes (SBD) – O verdadeiro Dia Mundial do Diabetes. Disponível em https://www.diabetes.org.br/publico/palavra-da-presidente/1872-o-verdadeiro-dia-mundial-do-diabetes

5. Sociedade Brasileira de Diabetes (SBD) – Tipos de Diabetes. Disponível em https://www.diabetes.org.br/publico/diabetes/tipos-de-diabetes

6. Sociedade Brasileira de Diabetes (SBD) – Diabetes tipo 1. Disponível em https://www.diabetes.org.br/publico/diabetes-tipo-1