8 nutrientes esenciales para fortalecer el sistema inmunne contra las gripas y los resfriados

Entrar y salir de un sitio con aire acondicionado, pies descalzos, ropa mojada después de la clase de baloncesto, … Estas pequeñas situaciones en nuestra rutina pueden crear condiciones para una mayor propagación del virus de la gripe.

La gripe es una enfermedad que ocurre cuando el cuerpo está infectado por el virus de la influenza y los resfriados son causados por rinovirus, coronavirus u otros.

Los procedimientos simples que incluyen algunos hábitos de higiene, como lavarse las manos y no compartir artículos personales, pueden ayudar a prevenir el contagio. Pero cuidar el sistema inmunológico es la clave para prevenir los resfriados y la gripe en cualquier época del año.

El sistema inmunológico es el mecanismo de defensa natural del cuerpo, diseñado para protegerlo de enfermedades e infecciones, modular la inflamación y mantener una buena salud durante toda la vida.

El sistema inmunológico se compone de dos líneas de defensa: el sistema inmune innato, que proporciona una respuesta rápida e inespecífica; y el sistema inmune adaptativo, generando una respuesta duradera y específica.

Deficiencias nutricionales, interfieren directamente en el fortalecimiento de nuestro sistema de defensa. Conozca los 8 nutrimentos  más asociados con a fortalecer el sistema inmune:

– Vitamina A

– Vitamina B6

– Vitamina C

– Vitamina D

– Vitamina E

– Selenio

– Zinc

– Omega 3

Por lo tanto, consumir alimentos fortificados con estos nutrimentos es esencial para optimizar la salud de nuestro sistema inmunológico.

Por lo tanto, recuerde siempre garantizar una dieta variada, que contenga frutas, verduras, legumbres, granos integrales, productos lácteos y pescado, ya que estos alimentos son fuentes importantes de vitaminas, minerales y omega-3. En cualquier lugar, tome refrigerios prácticos y saludables y, cuando elija alimentos industrializados, escoja siempre la versión fortificada y enriquecida con vitaminas A, B6, C, D y E, selenio, zinc y minerales omega 3.