ARROZ FORTIFICADO COMO ESTRATEGIA DE PREVENCIÓN DE LA ANEMIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Hemos hablado ya en otras ocasiones del “hambre oculta”, en todo el mundo, al menos 1 de cada 2 niños menores de 5 años padecen hambre oculta debido a deficiencias en vitaminas y otros nutrientes esenciales. Esta afección o situación que rodea nuestros niños en la que pareciera que la dieta es suficiente pues lo es en cantidad y en densidad energética pero puede resultar pobre en ciertos nutrimentos y eso muchas veces es cierto para las vitaminas del complejo B por su condición de hidrosolubles y porque son importantes para el cuerpo todos los días en la transmisión de los impulsos eléctricos en la regulación del movimiento de nuestros músculos y para el funcionamiento de nuestro cerebro. Más información https://alimentaelfuturo.com/es/2020/02/anemia-y-vitamina-b12-cual-es-la-relacion/

Además del complejo B, otros nutrimentos están asociados con el desarrollo de anemia y hambre oculta, por ejemplo la vitamina A, que se ha destacado por tener una relación con la aparición de anemia. La vitamina A tiene un efecto favorable para metabolizar el hierro en el cuerpo. Entre las principales explicaciones están el hecho de que la vitamina A beneficia la formación de nuevas células, previene infecciones y mejora la absorción de hierro.

La deficiencia de estos nutrimentos reducen la capacidad de aprendizaje en los niños y la anemia por deficiencia de hierro se asocia con un mayor riesgo de muerte en mujeres durante o poco después del parto.

Por eso los alimentos fortificados pueden ser un excelente vehículo que nos ayude como padres asegurar la calidad de la dieta de nuestros niños que contribuya a la obtención de todos los instrumentos esenciales que el cuerpo de nuestros pequeños necesita todos los días.

Un excelente ejemplo lo constituye el arroz fortificado; A los latinoamericanos nos encanta de por sí consumir arroz y es parte de nuestra dieta habitual, pilar de muchos de nuestros platillos y de nuestras costumbres; ¿sabías que este alimento en su versión fortificada puede además ser un excelente vehículo de vitaminas del complejo B y vitamina A que ayuden a lograr la recomendación diaria de las mismas y garantizar una dieta completa equilibrada y rica en nutrimentos que es importante para el desarrollo de tus hijos?

Cumple además con los requisitos para ser un gran alimento para fortificar pues contiene naturalmente los nutrimentos con que se adiciona, en este caso las vitaminas, lo que garantiza que es un medio estable para su  bio-disponibilidad y absorción además de diferentes condiciones de temperatura y almacenamiento;  es de bajo costo y a la vez  es denso en nutrimentos pero  libre de colesterol y bajo en grasas saturadas y azúcares, así como sodio y además es muy apreciado por la población latinoamericana en particular por los niños.  Siempre un alimento fortificado debe ser un excelente vehículo de nutrimentos, de por sí y un alimento valioso para la dieta por su concentración de macro nutrimentos y energía.

Ideal entonces como vehículo de estos nutrimentos esenciales para nuestros niños, y la mejor noticia, es que se encuentra en nuestros países fortificado con vitaminas del complejo B que ayudan a prevenir las anemias asociadas a la falta de vitaminas del complejo B o el hierro, entre otras condiciones, en la mayoría de los anaqueles de los supermercados a nuestro alcance.

Referencias

  1. Fortify Grains to Prevent Nutritional Anemia; Food Fortification Initiative http://www.ffinetwork.org/why_fortify/health.html
  2. Martorell, R., et al. Effectiveness evaluation of the food fortification program of Costa Rica: impact on anemia prevalence and hemoglobin concentrations in women and children. American Journal of Clinical Nutrition, first published November 5, 2014.
  3.  Barkley, J., Wheeler, K., and Pachón, H. Anaemia prevalence may be reduced among countries that fortify flour. British Journal of Nutrition, available on CJO2015. doi:10.1017/S0007114515001646. 
  4. The World Health Report 2002 — Reducing Risks, Promoting Healthy Life. World Health Organization.
  5. The Global Prevalence of Anemia in 2011. World Health Organization.
  6. Dietary Supplement Fact Sheet; National Institutes of Health
  7. UNICEF.  Situação Mundial Da Infância 2019: Crianças, alimentação e nutrição: Crescendo saudável em um mundo em transformação. Sumário executivo, New York, USA, 2019
  8. Netto; M. P.;  Priore , S. E.; Franceschini, S. do C. C. Interação entre vitamina A e ferro em diferentes grupos populacionais.  Rev. Bras. Saúde Matern. Infant., Recife, 7 (1): 15-22, jan. / mar., 2007.