¿QUÉ PONER EN LA LONCHERA DE TUS HIJOS?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Primero que nada, recuerda que el lunch nunca debe de sustituir al desayuno. Se trata de un apoyo para que nuestros pequeños no tengan hambre durante las siete horas que normalmente pasan en el pre-escolar o la primaria. Salir de casa alimentados asegura un buen día a lo largo de las distintas clases y durante el recreo. Con un lunch enriquecido tenemos la tranquilidad de que los niños aprovechen su escuela al máximo y puedan pensar con rapidez, prestar atención y comunicarse adecuadamente con sus compañeros y profesores como lo demuestran diversos estudios.