¿Cómo la nutrición establece una base para respuestas inmunológicas?

Muchos estudios muestran la importancia de los micronutrientes, como las vitaminas A, B6, B12, C, D, E, y folato, también como zinc, selenio, cobre y magnesio en el apoyo a la inmunidad, incluyendo la producción de anticuerpos.